08 enero 2007

Entrada 16 (Capitulo 4)

-Creo que estoy embarazada Tarys- Estaba totalmente perplejo. La mandíbula se me quedó colgando mientras mis ojos, incrédulos se movían buscando algun lugar en el que me pudiera esconder de esa noticia.

-¿P….P…Pero cómo es posible Jeera?- Consegui preguntarle tras casi un minuto de incómodo silencio.
-¿necesitas que te explique cómo funcionan estas cosas?- Lógicamente el chiste no consiguió hacerme reir, y desde luego ella tampoco estaba por la labor.
-Si..digo no, es decir ya me entiendes. Lo que quiero decir es ¿cuando has…? O sea, ¿tu…?
-Esta caro que hablar contigo cuando te pones nervioso resulta bastante difícil ¿eh Tarys?
-Lo…Lo siento Jeera. ¿Pero cómo estas tan segura?
-No estoy segura del todo, pero llevo ya 14 dias de retraso…no se que hacer Tarys, no pueden echarme de la flota, no lo soportaría, no soportaría volver….
-….¿quién es el padre?
-No se si debería decirtelo.
-No creo que hayan muchas opciones, pero me gustaría que me lo dijeras tú en vez de tener que adivinarlo.- Las lágrimas recorrían las mejillas de Jeera mientras miraba cómo se asomaba el sol a lo lejos. Y tras unos dos minutos, finalmente confesó.
-Fryll.- Estaba atónito, Jeera y Fryll …les había visto tontear un par de veces, pero Jeera siempre estaba tonteando, era parte de su encanto. Si me hubiera dicho que había sido Alach o incluso Claad, pero ¿Fryll? No sabía que decir al respecto…
-¿y él lo sabe?- dije finalmente.
-Aún no le he dicho nada. No se cómo decirselo…cómo decirselo al sargento…Adoro la flota Tarys, adoro mi Yunque. No sabría que hacer si tuviera que renunciar a todo esto.- Se apartó el pelo con la mano izquierda, la llevaba vendada por una torcedura que se hizo mientras entrenaba el miércoles pasado precisamente con Fryll en este mismo lugar. Tenía un montón de dudas respecto a todo esto, pero no me parecía el momento más indicado para resolverlas.
-Yo me encargaré de hablar con el sargento Jeera, tu díselo a Fryll.
-Pero Tarys…-
-No te preocupes, no permitiré que te expulsen de mi escuadrón. ¿no ves que Syra no se pone nunca escote como tú?- le guiñé un ojo, y ella por fin sonrió. Notaba su nerviosismo y su miedo detrás de esa sonrisa, pero también un ápice de esperanza, esperanza que había depositado en mí como amigo y como jefe de escuadrón y no estaba dispuesto a decepcionarla.

Nos levantamos y fuimos al pabellón para ponernos nuestro equipo y empezar el entrenamiento, y nada más entrar por la puerta, algo me golpeó en la cara y caí de espaldas pesadamente.

-¡Te voy a sacar los ojos pedazo de basura!- Fryll me aarró de las solapas y me levantó de nuevo. El golpe que había recibido era un puñetazo suyo en pleno ojo, el cual empezaba a notar hinchado y falto de visión.
-¡Eres un cabrón!-
-¡Fryll No! Gritó tras de mí Jeera
-¡Y tu no eres más que una puta!- le contestó Fryll.
Empezó a zarandearme aprovechando su mayor envergadura, y luego me arrojó contra la mesa de reuniones que se quebró fácilmente. A lo lejos oí a Alach aceptando apuestas “menudo amigo” pensé, y me recordó a la pelea que tube en el bar de la luna de Acycas con Gral. Decidí poner en práctica lo que éste me enseñó allí, y tras un par de fintas conseguí darle un empujón a Fryll y hacerle caer de bruces, momento que aproveché para romperle una silla en la espalda. El efecto fue espectacular, pero dado que la madera estaba totalmente seca y carcomida, dudo que le llegara a doler demasiado. Luego traté de inmobilizarle por la espalda cogiéndole el cuello, pero Dreygas nos había enseñado como zafarnos de esa presa, asi que consiguió voltearme por encima suyoy estrellarme contra el suelo. Estaba en graves apuros, y Alach seguia aceptando apuestas. Oí la voz del sargento pero supe que tampoco pensaba ayudarme.

-300 a favor de Fryll-

El sargento seguía apostando en mi contra, lo cual no me hacía ninguna gracia. Una cosa es que me obligara a participar en todos sus cursillos avanzados y a ser voluntario en todas las pruebas que se le ocurrían, pero la falta de apoyo qu siempre me demostraba era realmente desmoralizante.

-¡Sargento haga algo maldita sea!- Grité enfurecido, más por el echo de su pasividad que porque Fryll me estuviera zurrando. Fryll me agarró por la espalda y me dió la vuelta, lanzando un golpe a mi ojo dolorido que de algún modo conseguí detener, y no solo eso, sino que además le devolví el golpe haciendo que el grandullón se tambalease, luego repetí el golpe y conseguí hacerle hincar la rodilla en el suelo y cuando me acerqué de nuevo a él, me respondió con un puñetazo ascendente que me tiró al suelo de nuevo. Se lanzó sobre mí y trató de estrangularme, y todo lo que veía era a mis compañeros contando “1, 2, 3…” golpeé a Fryll en el costado un par de veces y conseguí que me soltara (otro de los trucos de Gral) luego le di un cabezazo y empezamos a forcejear de nuevo.

-¡No te creas que vas a salir vivo de esta “jefe de pelotón”- me dijo Fryll con un tono burlón.
-Fryll, no se que te piensas que ha pasado, pero te equivocas- Le respondí.
-Si claro, Jeera y tú estabais hablando a la luz de las estellas ¿verdad?
-¡Si, exactamente!- Fryll soltó un gruñido furioso y me arrojó a un lado con fuerza, destrozando por el camino otras dos sillas.
-¡Voy a matarte Tarys!
-¡Fryll cálmate! ¡Jeera y yo solo estábamos hablando, ella está preocupada!- mientras yo trataba de levantarme entre los restos podridos de sillas, Fryll me agarró del cuello de nuevo y me dejó de rodillas frente a él tratando de estrangularme. Me apretaba tan fuerte que casi no podía hablar, y empecé a notar como el aire me faltaba mientras intentaba decir algo.
-¡Fffffryll….eellla ella essss….- No salía nada más de mi boca, no podía soltarme. Tal vez no me consiguiera matar porque el sargento le pudiera detener en el último momento, pero veia claro que me iba a desmayar otra vez. Y entonces ocurrió.
-¡Fryll estoy embarazada!- Fryll dejó de apretar mi cuello y yo aguanté el tiempo suficiente para ver su expresión de horror en la cara y de oir la voz de Alach.
-¿en una sola noche? ¡Este Tarys es todo un crack!
Justo después de eso, como ya había predicho, me desmayé…otra vez.

entrada 17

3 Comments:

At enero 09, 2007, Blogger zoki said...

Jo q pelanas el Tarys, siempre dando pena xDDD voto por cambiar de prota y sea Fryll, asi por lo menos nos enteramos de sus perversiones sexuales cn Jeera xDDDD

 
At enero 09, 2007, Blogger yuricats said...

Fryll es demasiado molón para ser prota, ya sabes los mejores personajes son siempre los secundarios (a no ser que el escritor sea Peter David, que de él mola todo:P)

 
At enero 30, 2007, Anonymous WaTa said...

Me encanta volver a leer otro trocito de historia ^^ Tienes que postear mas amenudo! Y bueno, a ver si nos vemos por el msn, que hace cacho que no coincidimos. Un saludito y a cuidarse!!

 

Publicar un comentario

<< Home